El papa Francisco admitió hoy que siente dolor y vergüenza por los abusos sexuales de miembros del clero a menores en Chile. Por ese motivo pidió perdón y se comprometió a apoyar a las víctimas para que no se vuelvan a repetir los hechos que han golpeado al país.

En un acto en el palacio presidencial de La Moneda, donde fue recibido por la mandataria socialista Michelle Bachelet, el pontífice entregó su primer mensaje al país, marcado por un mea culpa para enmendar la credibilidad de la Iglesia Católica.

"No puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia", dijo Francisco durante su alocución ante autoridades de los diferentes poderes del Estado chileno.

El reconocimiento del daño causado se conoce justo cuando un grupo de creyentes insiste en las críticas contra un obispo chileno, designado por Francisco y acusado de proteger a Fernando Karadima, un poderoso sacerdote señalado por reiterados abusos sexuales contra menores.

Cinco argentinos murieron calcinados en un accidente carretero en el extremo sur de Chile, 180 kilómetros al norte de Punta Arenas, muy cerca del paso internacional Integración Austral que une la provincia de Santa Cruz con la región chilena de Magallanes.



Según informaron fuentes policiales, un vehículo con patente argentina impactó violentamente contra un camión y posteriormente se incendió por completo, provocando la muerte de sus cinco ocupantes, dos adultos y tres menores.

El accidente se registró en el kilómetro 130 de la Ruta Internacional CH-255, a pocos metros del paso fronterizo Monte Aymond, nombre que recibe el paso del lado chileno, a 63 kilómetros de la ciudad de Río Gallegos.

Una fuente oficial dijo a Télam en Chile que los ocupantes del vehículo habrían fallecido en forma instantánea cuando el auto en el que viajaban chocó con un camión y se incendio.

Carabineros de Chile, a través de la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (Siat), trabajan en el lugar del siniestro para establecer las causas del fatal accidente.

Un colectivo cayó a un abismo en "la curva del diablo" de la carretera Pasamayo, a 45 kilómetros de Lima.

Al menos 48 muertos y seis heridos causó hasta el momento la caída de un ómnibus interprovincial con pasajeros en un acantilado en la orilla del mar, al norte de Lima, Perú.

El jefe de la Policía en la ciudad de Huaral, Hernán Valdivieso, confirmó que se contabilizaron 48 fallecidos, 14 de los cuales fueron enviados a la morgue de esa localidad, donde ocurrió el accidente de la unidad de la empresa de transportes San Martín de Porres.

"Estamos subiendo otros 10 por una pendiente de 200 metros, otros 12 cuerpos están colocados a buen recaudo y los 12 restantes están aún en el ómnibus", aclaró Valdivieso citado por RPP Noticias y el diario peruano El Correo.

Los rescatistas trabajaron todo el día en el auxilio de los sobrevivientes y la ubicación de los cadáveres, entre los fierros retorcidos del micro, antes de que la marea cubra el vehículo.

Por su parte, el jefe de informaciones de los bomberos, comandante Lewis Mejía, explicó a la agencia EFE que 12 de los cadáveres "han sido colocados en una zona segura" para proseguir hoy con su evacuación.
Mejía agregó que el resto de cadáveres permanecen dentro del ómnibus accidentado y serán retirados cuando se reanude el trabajo de los bomberos.

Al respecto, el vicecomandante general del cuerpo de bomberos, Larry Lynch, explicó que 150 bomberos trabajan en esta zona que es "completamente inaccesible", razón por la cual utilizan sogas para subir los cuerpos, uno por uno, cada 20 minutos.

Las cuadrillas de los bomberos voluntarios, la Policía Nacional, la Marina de Guerra y del Ministerio de Salud realizaron las operaciones de rescate de las víctimas con alrededor de 16 ambulancias y vehículos de emergencia.

El frío implacable que castiga parte de los Estados Unidos amenaza convertirse en un hecho más grave durante los próximos días.

Según informa The Washington Post, una enorme tormenta castigará las localidades costeras desde Georgia hasta Maine con hielo y nieve. Y añaden que para el jueves, la tormenta será similar a un huracán de invierno que azotará la zona este de la región Nueva Inglaterra.

En ese contexto, los meteorólogos prevén que la tormenta se convertirá en un "ciclón bomba" porque la presión caerá muy rápido. "La tormenta podría ser la más intensa en las aguas al este de Nueva Inglaterra en décadas", indica el artículo.

Se pronostica que la tormenta comenzará a tomar forma mañana miércoles frente a las costas de Florida.

El gobernador de Florida, Rick Scott, urgió hoy a turistas, residentes y negocios del norte del "Estado del sol" a prepararse para enfrentar condiciones de frío extremo para esta noche e incluso posibilidades de acumulación de nieve.

Scott hizo un llamado a prepararse "para las condiciones climáticas extremadamente frías, incluyendo posibles acumulaciones de nieve, aguanieve o hielo", estas últimas, condiciones inusuales en Florida.

Islandia impone por ley la paridad de género en salarios. A partir de este año, será obligatorio para empresas de más de 25 empleados pagarles lo mismo a hombres que a mujeres.

A partir de este año, empresas y oficinas públicas con más de 25 empleados deberán demostrar con una serie de documentos que los salarios de las mujeres son igual pagos que los de sus pares hombres, de lo contrario serán sancionados con una multa.

La ley fue aprobada el año pasado con el apoyo del 60,1% de la población, según un sondeo hecho por la encuestadora islandesa MMR.

“La legislación es básicamente un mecanismo por el cual las empresas y organizaciones evalúan cada trabajo que se realiza, y luego obtienen una certificación que confirma que pagan a hombres y mujeres por igual”, dijo Dagny Osk Aradottir Pind, una miembro de la Asociación de Derechos de las Mujeres de Islandia, a la cadena Al Jazeera.

“Es un mecanismo para garantizar que las mujeres y los hombres reciban el mismo salario”, agregó Pind.

Las medidas que promueven la igualdad entre hombres y mujeres no son una novedad para Islandia. En los últimos nueve años ocupó el primer lugar de la lista de los países más avanzados en la igualdad de género por el Foro Económico Mundial. En 2016, la revista The Economist nombró a Islandia el mejor lugar del mundo para mujeres trabajadoras.