Islandia impone por ley la paridad de género en salarios. A partir de este año, será obligatorio para empresas de más de 25 empleados pagarles lo mismo a hombres que a mujeres.

A partir de este año, empresas y oficinas públicas con más de 25 empleados deberán demostrar con una serie de documentos que los salarios de las mujeres son igual pagos que los de sus pares hombres, de lo contrario serán sancionados con una multa.

La ley fue aprobada el año pasado con el apoyo del 60,1% de la población, según un sondeo hecho por la encuestadora islandesa MMR.

“La legislación es básicamente un mecanismo por el cual las empresas y organizaciones evalúan cada trabajo que se realiza, y luego obtienen una certificación que confirma que pagan a hombres y mujeres por igual”, dijo Dagny Osk Aradottir Pind, una miembro de la Asociación de Derechos de las Mujeres de Islandia, a la cadena Al Jazeera.

“Es un mecanismo para garantizar que las mujeres y los hombres reciban el mismo salario”, agregó Pind.

Las medidas que promueven la igualdad entre hombres y mujeres no son una novedad para Islandia. En los últimos nueve años ocupó el primer lugar de la lista de los países más avanzados en la igualdad de género por el Foro Económico Mundial. En 2016, la revista The Economist nombró a Islandia el mejor lugar del mundo para mujeres trabajadoras.