En el plazo de un año, la ciudad tendrá un nuevo centro cultural, ubicado en el predio de la vieja usina y que aprovechará parte de sus viejas estructuras en una superficie de más de seis mil metros cuadrados. Las obras, que ya comenzaron con la demolición y limpieza del lugar, tendrán un costo de $54,8 millones de pesos y se financiarán con fondos del Plan Bicentenario.

La Usina funcionará en la esquina de España y Juramento y constará de un presupuesto aproximado a los $54.8 millones. La obra prevé la construcción de un anfiteatro al aire libre para 600 personas, un puente peatonal, una sala mayor cubierta para 380 personas y un SUM para 750 personas. En esta infraestructura encontrarán espacio todas las expresiones culturales a través de talleres, exposiciones y encuentros para toda la familia y turistas.