Desde la UTA anunciaron que no llevarán adelante la medida de fuerza por una conciliación obligatoria. De esta manera, el servicio no sufrirá ninguna alteración el resto de la semana.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció esta tarde por medio de un breve comunicado que se suspendió la media de fuerza que amenazaba con dejar sin transporte de colectivos a los usuarios entre mañana y el viernes.

La decisión se tomó luego de que referentes nacionales del gremio se reunieron con el con el titular de la Autoridad Metropolitana de Transporte, Federico Hanne. Tras el encuentro se conoció que el gobierno de la Provincia llamó a una conciliación obligatoria.

La UTA pide un aumento del 20 por ciento y un bono de $16 mil para cada trabajador a pagar en tres partes. Con el sueldo de julio, que se liquida en agosto, quieren que se otorgue un plus de $8 mil. Eso le costaría a Saeta $18,4 millones. Para septiembre y octubre reclaman cuotas de $4 mil, por lo que la erogación sería de $9,2 millones por mes.