El presidente Mauricio Macri proyectó hoy una etapa de "reformismo permanente" para la Argentina a partir de hoy, como parte del crecimiento al que apunta su gestión, y advirtió que no hay que "tener miedo a las reformas".

Macri también explicó que "la reforma previsional está prevista en la ley de reparación histórica de los jubilados", lo que requerirá "el debate en el Congreso entre las fuerzas políticas". También anunció que convocará a gobernadores, intendentes, gremios, Congreso y Justicia para que juntos, en base al diálogo, se encaren las reformas necesarias y que aún están pendientes. Precisó que esas reformas tiene como fin que "toda la gente tenga las herramientas que le permitan desarrollarse", y que "quien se levanta temprano todos los días sienta que puede proyectarse" y no se beneficie al que "hace trampa y saca ventaja".
En otro tramo de la conferencia, al ser consultado sobre el incremento que hoy registraron las naftas, Macri explicó que a partir de octubre Argentina paga el combustible "lo que se paga en el mundo", y explicó que se debe a que a partir de este mes en Argentina rige "el precio internacional" y a que ese valor "aumentó", aunque se mostró optimista respecto a que el precio internacional baje en el corto plazo.