La Fiscalía Penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, a cargo de Rodrigo González Miralpeix, realizó ayer  la audiencia de imputación al sargento de la Policía de la Provincia Emilio Gastón Aguilera Alanis como coautor del delito de homicidio agravado por el abuso de la función y por alevosía, calificado por el uso de arma de fuego en perjuicio del menor Nehemías Nahuel Salvatierra.

Durante la audiencia, asistido por un abogado particular, Aguilera Alanis prestó declaración y dio su versión de lo acontecido aquella noche. Resaltó que él y su compañero fueron agredidos por jóvenes que mantenían una disputa cuando intentaron despejarlos.

El cabo Juan Carlos Cardozo fue trasladado a la sede de la Fiscalía pero decidió cambiar de representante legal, ante lo cual se suspendió la audiencia de imputación para hoy.

El fiscal González Miralpeix informó que ya se logró recuperar el arma que portaba Cardozo y con la que se habría realizado el disparo que le quitó la vida al menor. La misma será objeto de pericias y cotejos con el material levantado en la escena y que serán incorporados a la investigación. “La situación no ameritaba una reacción como la que se tuvo y esa es la calificación tan grave que se le imputa a esta persona”, dijo Miralpeix.