Se trata de un agente que presta servicio en la localidad de Joaquín V. González, a quien el fiscal penal Gonzalo Gómez Amado, le imputó los delitos de abuso sexual calificado y corrupción de menores. Todo surgió cuando un video íntimo, en el que aparece el policía con una menor de 16 años, se viralizó por las redes sociales.

 

(Imagen ilustrativa)

La difusión del video llegó hasta familiares de la menor en los últimos días, quienes alertaron a los padres de la misma, la que radicó la denuncia del caso. De inmediato, y bajo directivas del fiscal penal, la delegación de El Quebrachal, inició las actuaciones penales correspondientes.

De las mismas, se pudo establecer que el hecho ocurrió después de una fiesta de Halloween, el 31 de octubre de 2018, la que se celebró en la localidad de El Quebrachal, y a la que asistió la víctima, una adolescente de 16 años, quien reveló que durante los festejos ingirió bebidas alcohólicas, por lo que no estaba del todo consciente.

En esa celebración, la menor se encontró con el acusado, identificado como José Matías Paz, un agente de la Policía de la Provincia, con revista en la localidad de Joaquín V. González, a quien la adolescente conoció a través de las redes sociales y ambos acordaron un encuentro en dicha fiesta.

En su decreto de imputación, el fiscal Gómez Amado indicó que el policía se habría aprovechado del estado de ebriedad de la menor para cometer el abuso sexual, el cual quedó claramente evidenciado en el video que posteriormente se viralizó por las redes sociales.