Tiene 22 años y a instancia del fiscal penal 1, Federico Obeid, de la Unidad Fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual, fue condenado a la pena de 6 años y 10 meses de prisión por golpear y abusar sexualmente de una mujer, a quien captó haciéndose pasar por policía de la Brigada de Investigaciones.

La sentencia, dictada por la Sala VI del Tribunal de Juicio, responde a un hecho que fue investigado y llevado a juicio por el fiscal Obeid, quien inició el proceso penal del caso a partir de la denuncia radicada por una mujer de 37 años, el 12 de septiembre de 2016.

En esa fecha, según lo ventilado en el juicio, la víctima fue captada por el acusado, José Andrés Pérez, de 22 años, en inmediaciones de la ciudad de General Güemes, cuando la mujer y su novio, tras salir de un boliche bailable, discutían en la vía pública.

En el juicio, la fiscalía demostró que durante esta disputa verbal entre la víctima y su pareja se hizo presente el acusado, quien a bordo de una motocicleta se detuvo y adujo que era personal de la Brigada de Investigaciones, ofreciéndose para llevar a la mujer a su casa a modo de rescate de la situación que atravesaba.

Tras aceptar la oferta, creída de que efectivamente se trataba de un policía, pues durante el trayecto por algunas calles de esa ciudad saludó a otros uniformados, la mujer siguió con el supuesto policía hasta que salió de General Güemes y se dirigió a Campo Santo.

A la altura de finca La Población, sin embargo, Pérez se desvió e ingresó a un descampado cercano a la ruta, donde tras golpear a la mujer la sometió sexualmente. Tras el hecho, y ante el ruido de motor de un vehículo, la víctima alcanzó a salir y pidió ayuda.

Tras llegar a la ruta, la mujer se encontró con personas que participaban del “milagrito”, una ceremonia previa a la procesión del milagro, la que tradicionalmente se realiza en Salta en el mes de septiembre. De inmediato, alertan al 911 y la joven así fue rescatada realmente.

A los días, en tanto, la joven reconoció al acusado en inmediaciones del predio deportivo de la localidad de Campo Santo, por lo que dio aviso a la policía y se produjo la detención del mismo. El imputado negó la acusación y adujo que el día y hora del hecho, se hallaba junto a un grupo de amigos en esa misma localidad y no conducía su motocicleta.

Durante el debate, sin embargo, esta coartada fue desechada por el fiscal con el testimonio de testigos, quienes indicaron que si bien Pérez estuvo con ellos no fue durante toda la noche, como así también dijeron que el mismo llegó en su motocicleta.

Otro testigo, en tanto, a quien Pérez apuntó como la persona que lo llevó a su casa, lo desmintió y reiteró que el acusado se movía en su moto. Con estos y otras pruebas demostradas en las audiencias de juicio, llevadas a cabo en los últimos días, el fiscal solicitó en su alegato una pena de 8 años de prisión para el imputado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y lesiones.

Frente a su pedido, el juez, José Luis Riera, resolvió condenar a Pérez a instancia del pedido de la fiscalía a la pena de 6 años y 10 meses de prisión.

Fuente: Fiscales penales salta