Se trata de un adolescente que no tiene vinculación familiar con la víctima y presuntamente habría actuado con otras personas, entre las que habría mayores de edad.

Un adolescente, de 15 años, fue detenido este lunes y quedó a disposición del Juzgado de Menores interviniente en la investigación que se sigue por la muerte de la docente Sandra Palomo, de 53 años. No tiene vinculación familiar con la víctima y presuntamente, habría actuado con otras personas, entre las que habría mayores de edad.

La fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas en turno, María Luján Sodero Calvet, ordenó numerosas pericias. Entre ellas, se encuentran la revisión de las cámaras de todo el recorrido hecho por el vehículo de la mujer; las muestras tomadas del mismo vehículo; del lugar donde fue hallada la víctima y del domicilio del adolescente, además de las pericias sobre los teléfonos celulares de Palomo y el menor detenido, entre las distintas diligencias ordenadas.

Se espera el informe final de la autopsia, cuya realización demandó más de cuatro horas y de la cual surgió el informe preliminar que indicó que el deceso se habría producido por shock hipovolémico. El cuerpo presentaba heridas de arma blanca, golpes y se descartó el abuso sexual.