Los efectivos son investigados por hechos de violencia y vejaciones, ahora están acusados de haberle provocado la muerte al joven durante un operativo policial.


La muerte de Cristian Gallardo, ocurrida en Finca Independencia el 26 de agosto, durante un operativo policial derivó en la detención de cuatro policías que fueron imputados por homicidio culposo. Tres de ellos tienen causas abiertas y pendientes.


Según información, el  suboficial Ricardo Ezequiel López fue denunciado desde el 14 de agosto de 2008 por violencia familiar; en su haber tiene otras dos causas una por amenazas y otra por vejaciones calificadas y privación de la libertad.

El oficial Ricardo José Antonio Llavestambién posee una denuncia en su haber, esta data del 31 de mayo de 2018 y es por vejaciones agravadas por el uso de la violencia.

El suboficial José Antonio Olea fue acusado el 20 de junio de 2017 por vejaciones agravadas por el uso de violencia y lesiones agravadas en concurso real, está siendo investigado por ello. Mientras que Lucas Maximiliano Ozuna es el único que no posee ninguna denuncia en su contra.



La familia de la víctima espera que la fiscal que investiga el caso decida si los sospechosos quedarán acusados por homicidio culposo o se agravará ese delito con los resultados de la segunda autopsia que fue practicada por orden del procurador de la Provincia Abel Cornejo.

No descartaron llevar la causa al fuero Federal si no son tomadas en cuenta las vejaciones que aseguran sufrió dentro de la camioneta de la Policía. “Fue torturado no hay dudas de ello”, dijeron.

Fuente: Informate salta