Su ex novia denunció que el hombre entró dos veces a su casa, la primera fue violada y la segunda atacada a golpes y patadas. La orden de detención esta librada desde hace días.

Hoy personal policial ingresó a la Subsecretaría de Tránsito y detuvo al inspector Julio Barriento, quien fue llevado hacia la Alcaidía Judicial y luego ante el fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual Rodrigo González Miralpeix quien lo imputó por abuso sexual con acceso carnal, leves agravadas por la relación de pareja preexistente y por el género, tras la denuncia de su ex novia.

 

El procedimiento ocurrió luego de que Sofía Cristofani lo denuncie ante la justicia y luego en redes sociales por hechos de violencia sexual. Aseguró que por miedo a la impunidad decidió hacer público todo hace dos semanas. La joven contó que el hombre fue a su casa en dos oportunidades, la primera la abusó y la segunda la agarró a golpes y patadas.

 

Por la gravedad de las heridas que sufrió tuvo que ser internada, el fiscal explicó que en  la revisación médica ordenada se verificaron las lesiones en la víctima y su declaración fue “coherente con las lesiones constatadas”, y otros indicios que le permitieron sostener la probabilidad de que el imputado haya incurrido en los delitos por los cuales se lo acusó.