A muchas de las 300 motos retenidas por la comuna les faltan partes importantes. De Tránsito desapareció un borrador del inventario y archivos de un ordenador.

 

Mientras personal de Tránsito de la Municipalidad continúa realizando un inventario de las motos secuestradas en los diferentes operativos de control, se confirmó que desde hace tiempo funcionaba una especie de desarmadero ilegal en un depósito oficial, porque a varias unidades, de distintas cilindradas, les faltan partes como faros, carcazas, cables y hasta motores, entre otras partes.

 

El depósito de las motos funcionó durante un tiempo en un galpón ubicado en la zona conocida como "La Guarapería", al sur de la ciudad. La comuna hizo denuncias porque habrían ingresado a robar en al menos dos oportunidades en ese lugar, pero los faltantes dan cuenta de que las partes de los rodados fueron sacadas minuciosamente y que podrían haber sido comercializadas.

 

Debido a la situación, en la mañana de ayer, la intendente interina Liliana Nieva, junto al director de Tránsito interino Carlos Camino e inspectores de esa área, realizaron un recorrido por el lugar en el que se hallan las motos retenidas, que fueron trasladadas; y actualmente se encuentran en un galpón alquilado, ubicado casi al frente de la Comisaría 30 y de la UR3 de la Policía.

 

Se calcula que bajo ese tinglado y a la intemperie hay más de 300 motos. La mayoría son de 110 centímetros cúbicos, porque son las que más utilizan los vecinos metanenses.

 

"Estoy muy sorprendida luego de observar el estado en el que se encuentran muchas de las motos. Es lamentable, por eso se van a tomar las medidas correspondientes para llegar hasta las últimas consecuencias", dijo Nieva a El Tribuno.

 

"Esto es terrible porque a muchísimas motos les faltan partes importantes, por lo que se tendrá que radicar una denuncia policial para buscar a los responsables. Es obvio que acá hay personas que están trabajando en Tránsito que deben tener conocimiento de esta situación y tendrán que dar respuestas porque estas cosas no pueden seguir ocurriendo en la Municipalidad de Metán", destacó la intendente interina.

 

"Ya he solicitado que se termine el inventario y que también se cuente y se certifique la cantidad de motos que fueron desguazadas. Los vehículos se secuestran en los controles y sus propietarios piensan que van a un lugar seguro y no puede ser que pasen estas cosas. Ahora el municipio se va a tener que hacer cargo de todos estos gastos y me parece algo realmente vergonzoso", señaló Nieva, visiblemente indignada.

 

Preparan informe detallado

 

"Como dijo la intendente interina, es lamentable todo lo que está pasando. Yo me hice cargo en forma interina de Tránsito de la Municipalidad y desde el primer día vengo trabajando para ordenar todo esto. Estamos avanzando para saber la cantidad de motos que tiene que haber según los registros. Sí, hemos confirmado que a algunas les sacaron piezas. Una vez que tenga el informe completo se va a radicar la denuncia de ley, porque hay damnificados. Y como funcionarios públicos debemos actuar en consecuencia", dijo Camino.

 

"En la denuncia que voy a radicar va a quedar constancia de que muchas motos fueron desarmadas intencionalmente y esto tiene que quedar claro ante la opinión pública. Acá estamos para decir la verdad, yo pienso que estas maniobras podrían haber ocurrido cuando el depósito estaba en "La Guarapería', debido a que el lugar está desprotegido", detalló el director interino de Tránsito, dado que el titular del área, Germán Maurell, se encuentra de licencia.

 

"Ahora estamos trabajando juntos para limpiar la imagen del personal de Tránsito, porque en esta área se desempeña gente honesta y trabajadora. Por eso vamos a hacer nuestro mayor esfuerzo para que esta sección de la Municipalidad vuelva a crecer y salga adelante", concluyó Camino.

 

En septiembre pasado, un grave hecho de corrupción que involucra a Tránsito de la Municipalidad fue denunciado por el propio director de esa área, Germán Maurell, quien aseguró que una moto secuestrada fue sacada de un depósito municipal y luego vendida.

 

Ante la gravedad de los hechos la Fiscalía Penal 2 de Metán dispuso la detención del inspector de Tránsito Jonathan Gramajo, de 27 años, quien quedó imputado por la supuesta comisión de los delitos de defraudación y hurto, en perjuicio de la Municipalidad de Metán; y estelionato, en perjuicio del sargento de la policía de la provincia Eduardo Omar Mansilla, quien es el titular de la moto robada.

 

Con respecto a la detención, se supo que la defensa de Gramajo señala que es un empleado contratado y que tiene un sueldo muy bajo. En Metán ya lo sindican como a un "perejil", ya que ese inspector nunca tuvo en su poder las llaves de los depósitos. Por su parte, Jonathan se abstuvo de declarar, pero se supo que asegura que es inocente.

 

Archivos e inventario

 

En medio de la polémica y los cuestionamientos, desapareció un borrador del inventario que se está realizando de las motos secuestradas y también habrían borrado algunos archivos, relacionados a esa investigación de una computadora.

 

El personal de Tránsito está atravesando un difícil momento. Además, toda la documentación había sido trasladada a la sede de la Municipalidad en Alem y 25 de Mayo. Luego se cambiaron las cerraduras de la oficina de Tránsito y la llevaron nuevamente para que la continúen cotejando.

 

Fuente de la Información: El Tribuno