El sujeto de 36 años sometió a las menores y amenazó a su pareja para callar los hechos. Cumplirá 12 años de prisión.

 

El sujeto había abusado de su hija menor de edad y sometido a tocamientos a una sobrinita, amenazando a la madre de la menor, para que no contara lo sucedido. Tras la denuncia por los hechos fue imputado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado en perjuicio de su hija, coacción en perjuicio de la madre de la menor y abuso sexual simple (2 hecho).

 

En un juicio abreviado confesó y aceptó los cargos, por lo que la jueza María Livia Carabajal, le impuso una pena de 12 años y 6 meses de prisión y en el mismo fallo, dispuso la extracción de material genético del condenado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato Único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.